Artesanía y Pasión - Vidrio Sorribes (Artesanía en Vidrio Soplado)
17403
post-template-default,single,single-post,postid-17403,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-16.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
faroles lignum crucis

Artesanía y Pasión

Pasión, fervor, silencio, un profundo silencio que caracteriza la Semana Santa y sus procesiones solo interrumpido por el tronar de los tambores y trompetas que acompañan sus ceremoniosos pasos por las calles entregadas al fervor y a la devoción a estas ancestrales costumbres arraigadas en este país tan rico en cultura.

La Semana Santa es una de las más antiguas y sorprendentes tradiciones reconocidas en España, donde no solo los más devotos de la fe cristiana celebran la muerte y resurrección de Cristo, sino que los más escépticos y curiosos disfrutan de esta expresión de sentimiento que llena las calles de pueblos y ciudades de procesiones y representaciones, y las impregna de aromas a azahar e incienso, de fe y espiritualidad, emociones, cultura, pasión y lágrimas al relatar de las saetas en los descansos de los pasos.

La pasión por la Artesanía que tenemos en Vidrio Sorribes nos hace poner todo el sentimiento en cada trabajo, cada proyecto y cada diseño que junto a nuestros clientes llevamos a cabo, y fruto de esta devoción por lo que hacemos hemos colaborado con la Hermandad Lignum Crucis de Conil de la Frontera para restaurar los faroles del paso de sus cofrades.

faroles lignum crucis
faroles lignum crucis

 

La hermandad con sede canónica en la Capilla del Espíritu Santo, realiza su primer vía-crucis en el año 1976 con la imagen del Señor del Santo Entierro y en el año 1977 se adquiere en la vecina ciudad de Sevilla, la talla del Santísimo Cristo del Perdón. La hermandad se funda con el fin de rendir culto al Cuerpo y Sangre de Jesucristo, así como a la sagrada y venerada imagen del cristo marinero. Cada Martes Santo realiza su estación de penitencia en el que unos 115 hermanos ataviados con túnica y gato negros, cíngulo de esparto y muchos de ellos descalzos, portan en turnos de tres la Santa Cruz con la imagen de Ntro. Señor Crucificado, acompañados cuatro faroles al estilo de los utilizados por los marineros en sus barcos y encabeza el cortejo la cruz de guía con dos faroles que iluminan el estandarte.

Desde Vidro Sorribes nos sentimos orgullosos de haber colaborado con esta gran familia para que sus tradiciones se celebren un año más con la entrega y pasión que ponemos en cada trabajo.

Sara Sorribes
sara@vidriosorribes.com


WordPress Themes